Si estás buscando mochila evolutiva para tu bebé y no sabes por cual decidirte, este post sin duda te interesa.

De la mano de Laura de @pajaritopinzon vamos a hacer una comparativa en profundidad de 2 de las mochilas evolutivas más vendidas del mercado, Fidella Fusión Baby y Boba X.

¡No te pierdas detalle que arrancamos!

.

Hola! Soy Laura de @pajaritopinzon y hace pocos meses en este mismo blog, hice un análisis a fondo de dos de las mochilas evolutivas más vendidas del mercado, Boba X y Fidella Fusión Baby, donde te conté en profundidad todas sus características y mi opinión sobre ellas. 

Pero con tanta información, una de las dudas que os planteáis muy a menudo es qué las diferencia y se echa en falta una comparativa que ayude a verlo claro, ya que aunque ambas son evolutivas, son bastante diferentes y ambas tienen sus pros y contras.

Así que a ello vamos!

En esta comparativa voy a intentar ofreceros además de mi visión como instructora de porteo, otra mucho más personal como mamá y usuaria.

Desde el nacimiento de Samuel he tenido la suerte de testar ambas mochilas a fondo y así poder ofreceros una visión más cercana de sus posibilidades.

Para hacerlo más sencillo, vamos a ir punto por punto revisando ambas mochilas. 

¿Preparado/a?

.

Tejido y acolchados

Una de las principales diferencias entre ambas mochilas es su tejido y estructura acolchada. 

En el caso de Fidella Fusión Baby, la totalidad de la mochila está confeccionada en tejido de fular 100% algodón orgánico, lo que la hace muy suave, manejable y adaptable.

Se trata de una mochila de porteo muy ligera y bastante compacta al plegarla. Esto es debido no solo al fino gramaje de su tejido si no también a la ausencia de generosos acolchados como sí que nos ofrece Boba X.

También se diferencian en peso, 817 g de Boba X frente al “peso pluma” de los 524 g de Fidella Fusion Baby.

Aquí podéis ver ambas mochilas de porteo plegadas en la que se puede apreciar las diferencias en este sentido de una y otra.

En relación al tejido en el que está hecha una mochila de porteo, hay que tener en cuenta, que aquellas realizadas en tejido de fular, como Fidella, son siempre más adaptables, con lo que son siempre mejor opción con bebés pequeños (en el caso de recién nacidos o bebés de pocas semanas). 

Su fino gramaje (de entre 205 y 220 g/m² dependiendo del estampado) y la composición de su tejido (100% fular jacquard de algodón orgánico), unido a sus ligeros acolchados en tirantes y cinturón, hacen de ella una mochila muy fresca y transpirable, convirtiéndola en una opción fabulosa también cuando llega el verano.

Fidella baby

La mochila Boba X por el contrario, está confeccionada en tejido de loneta 100% algodón muy suave al tacto.

A diferencia de Fidella Baby cuenta con generosos acolchados en tirantes y cinturón, por lo que es una gran aliada de cara a prolongar el porteo de forma cómoda.

Su cinturón es bastante más rígido que el de Fidella Fusión lo que favorece un mejor reparto de peso que será de gran ayuda conforme el bebé vaya creciendo. 

mochila-boba-x

.

Peso recomendado y vida útil de la mochila

Ambas mochilas se pueden usar desde el nacimiento (entre 3kg y 3,5kg en el caso de Fidella y entre 4kg y 4,5kg en el caso de Boba X) pero tienen una vida útil diferente.

Aunque están homologadas para usarse hasta los 15 kg en el caso de Fidella baby y hasta 20 kg en el caso de Boba X, ya sabéis que esto nunca debe ser la referencia que os sirva de guía para saber hasta cuando poder usar una mochila de porteo.

Mi recomendación es que os guieis siempre por el tamaño máximo qua alcanza el panel y que debe siempre llegar de corva a corva a nuestro bebé. Una vez empiece a quedarse corta, será el momento de cambiar a otra opción.

En el caso de Fidella Fusion Baby, el tamaño máximo que alcanza su panel la valida para tener una vida útil real hasta los 18/24 meses.

En cambio, Boba X tiene una vida útil mucho mayor, siendo adecuada hasta los 4 años gracias a unos extensores de panel insertables que incluye. 

 

Sistema de ajuste del panel

Otra de las diferencias notorias entre estas dos mochilas es el sistema de ajuste del panel y que nos permite reducirlo al inicio para ser adecuado desde el nacimiento y primeros meses de vida e ir ampliándolo para adecuarse de forma óptima a las necesidades del bebé y crecer con él.

En el caso de Boba X, la anchura del panel se regula mediante unos velcros que lo unen al cinturón. Una vez llega a su ancho máximo si el bebé necesita más amplitud de puente para seguir manteniendo la posición en M, se le pueden añadir los extensores de panel (incluidos con la mochila).

En cuanto a la altura del panel se regula mediante unas correas situadas en la parte delantera de los tirantes.

Gracias a todos estos ajustes podremos variar la anchura desde los 20cm hasta los 35cm ampliando el panel al máximo y hasta los 53 cm si usamos los extensores. Por su parte, la altura la podremos regular entre un mínimo de 30cm y un máximo de 40cm..

Por su parte Fidella Fusion Baby ofrece un ajuste del panel en cuatro puntos mediante un sencillo sistema de cuerditas:

Un punto en la parte baja del panel que permite regular el ancho del puente/panel, dos puntos en los laterales del panel para poder ajustar la altura y un cuarto punto en la parte superior del panel que ayuda a ofrecer un mejor ajuste y soporte para el cuello del bebé.

fidella baby mochila

De esta forma podemos regular el ancho del puente desde un mínimo de 14 cm, hasta un máximo de 39 cm y el ancho del panel entre 20 y 46 cm y la altura entre los 33 y 42 cm.

Como se puede apreciar en la imagen, el panel de Fidella Fusión Baby llega a hacerse realmente pequeño, y eso que en este caso solo se ha estrechado 2 de sus 4 puntos.

Esta capacidad de estrechar tanto el panel la convierte en una magnífica opción para portear bebés recién nacidos.

Anclaje de los tirantes al panel

Otra diferencia significativa entre ambas mochilas es el punto de unión entre los tirantes y el panel.

En el caso de Fidella Fusion Baby, la mochila ofrece dos opciones de unión, una en la parte baja del panel para bebés menores de 6 meses para reducir puntos de presión en la espalda, y otro a mitad del panel para bebés a partir de 6 meses.

Esta posibilidad de anclar los tirantes a la parte baja del panel cuando el bebé es aún pequeño, es bajo mi punto de vista, uno de los puntos fuertes de esta mochila y de los que la convierten en una mochila top con recién nacido.

En el caso de Boba X la unión es a mitad del panel sin opción de cambiarla.

boba X

Con estas características de ajuste de panel, se consigue adaptar la mochila de forma más óptima para bebés pequeños con Fidella Fusion Baby que con Boba X.

En cambio a la hora de portear con el paso del tiempo conforme el bebé crece, es Boba X la que ofrece mayor comodidad gracias a sus acolchados y una vida útil más larga que Fidella baby.

.

Características de cara al adulto

Aunque estructuralmente pueden parecer similares, estas dos mochilas evolutivas tienen bastantes diferencias de cara al adulto.

En el caso de Fidella Fusión baby, la suavidad y falta de rigidez en la zona del cinturón que le otorga su composición 100% en tejido de fular, la hacen una opción más respetuosa con el cuerpo de una mujer que acaba de dar a luz, lo que la hace mejor opción si buscas una mochila para usar desde el primer día.

Por el contrario, la estructura más rígida de Boba X, sobre todo de la zona del cinturón, será perfecta para lograr un reparto de peso equitativo entre las caderas y los hombros, lo que será de gran utilidad con bebés más mayores. 

En cuanto a los acolchados de cinturón y tirantes hay una significativa diferencia.

Los acolchados de Fidella Fusion Baby son súper finitos en comparación con Boba X. Le da un plus de frescura a Fidella y en parte comodidad, ya que son más blanditos, si porteas a un bebé de poco peso. 

En cambio, los acolchados de Boba X la hacen mucho más cómoda en el reparto de peso, sin embargo eso hace que la mochila sea menos fresca, ligera y al plegar ocupe más espacio.

Como todas las mochilas portabebés, ambas tienen cinturón y tirantes regulables mediante correas.

Ambas son totalmente adaptables a adultos de muy diferentes complexiones pudiendo adecuarse a personas pequeñas y delgadas y personas altas y corpulentas.

En este sentido y tomando como referencia sus medidas podemos ver sin embargo diferencias entre ellas. 

En el caso de Fidella Fusión Baby, su cinturón se puede regular para contornos desde 55 cm hasta los 155 cm y los tirantes desde un mínimo de 66 cm y hasta un máximo de 93 cm. La cinta que une ambos tirantes en la espalda tiene un rango de movimiento en altura de 28 cm.

La mochila Boba X, tienen un cinturón regulable desde los 63 cm y hasta un máximo de 149 cm, los tirantes desde los 45 hasta los 113 cm y la cinta que une los tirantes se puede mover en un rango de hasta 29 cm. 

Teniendo esto en cuenta, vemos que es Fidella la que da más margen en cuanto a contorno de cintura y Boba X más margen con los tirantes.

Otras diferencias

Aunque ambas mochilas llevan capucha, la de Fidella Fusion Baby no es extraíble.

Tampoco incorpora accesorios extras como sí lo hace Boba X: bolsillo en el cinturón, capucha extraíble y los extensores de panel que ya he nombrado antes y que la hacen convertirse en una mochila Toddler.

Todos los accesorios en el caso de Fidella, son "extras" no incluidos con la mochila y que por tanto se compran a parte.

En este sentido, Fidella cuenta con los siguientes extras: protectores de tirantes en el mismo tejido de la mochila, bolsa o Daybag para guardar la mochila cuando no la estamos usando (también en el mismo tejido de la mochila), almohadilla de cinturón para un refuerzo lumbar y almohadillas de tirante (para compensar su ligereza en acolchados).

En el caso de Boba X, el único accesorio no incluido que se vende aparte son los protectores de tirante.

Otra diferencia de cara a su transporte o almacenaje, es el volumen que ambas ocupan una vez plegadas. Fidella Fusion Baby, al tener unos acolchados tan ligeros y ser tan blandita, permite un plegado mucho más compacto, aunque el de Boba X no está nada mal.

¿Y cuál elijo? Dos mochilas, diferentes necesidades

Tras este análisis comparativo, nos queda responder a la pregunta, ¿Qué mochila elegir?

Ambas mochilas son extraordinarias, por eso son superventas en el mercado de las mochilas evolutivas: sus acabados, su panel evolutivo de fácil ajuste, sus estampados y tejidos suaves y duraderos, las posibilidades de ajuste al bebé y al adulto....

Por lo que para responder a la pregunta de ¿Cuál elegir? toca reflexionar sobre cuáles son las necesidades en vuestro caso, ya que ambas responden a necesidades diferentes, y dependiendo de qué busques o qué necesites, una mochila u otra será mejor para ti y tu bebé.

Si buscas una mochila muy completa en ajustes y posibilidades, fácil de usar y ajustar y que se adapte super bien al bebé desde el primer día de vida y hasta los 18/24 meses, Fidella Fusión Baby es para vosotros.

Puedes ver más sobre Fidella Fusión Baby aquí.

.

En cambio si buscas una mochila evolutiva que te dure toda la etapa de porteo y que vaya creciendo con el bebé (aunque el ajuste para bebés chiquitines no sea tan bueno), con buenos acolchados y que se pueda alargar su uso en el tiempo hasta los 4 años aproximadamente, Boba X sería una elección más acertada.

Puedes ver más sobre Boba X aquí.

Cuéntame, ¿has probado estas mochilas? ¿Destacarías alguna otra diferencia entre ellas?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.