Hola! Soy Laura (@pajaritopinzon) y vuelvo por aquí para seguir hablándote de mochilas evolutivas. En este caso, es el turno de la mochila portabebés evolutiva Boba X.

Ya hace más de dos años que la marca Boba sacó al mercado su versión evolutiva, la Boba X, y a mí desde el primer momento me gustó mucho por todas las prestaciones que ofrecía.

Está diseñada para portear a bebés desde el nacimiento (3,5 kg) y hasta 20 kg. En este caso, y en comparación a otras mochilas, sí que permite portear a niños mayores, ya que incluye unos extensores que aumentan considerablemente la anchura del panel, ofreciendo un asiento amplio y fomentando durante un largo tiempo una posición en M.


En mi entorno cercano, muchos amigos y amigas la usan con sus bebés de diferentes edades y todos están encantados! Y no solo en mi entorno, claro. En blogs y foros de maternidad de todo el mundo las críticas son bastante buenas y se venden como churros. Además, está certificada por el International Hip Dysplasia Institut (Instituto Internacional de la Displasia de Cadera).


Así que dado el “ruido” positivo que genera esta mochila evolutiva Boba X, hoy la someto a un análisis detallado para que la conozcas a fondo. ¿Preparad@?

mochila-boba-x


BOBA X: LA VERSIÓN EVOLUTIVA DE BOBA AL DETALLE. 

Una mochila que crece con tu bebé.

La mochila Boba X permite portear a bebés desde el nacimiento sin necesidad de utilizar cojín reductor (como es el caso de la Boba 4GS u otras mochilas de panel fijo), gracias a un sistema de regulación de anchura y altura del panel. Así, la mochila va evolucionando conforme tu bebé crece, permitiendo incluso portear a niños más mayores gracias a unos extensores que incorpora para ampliar la anchura del panel.

Con este sistema, su panel tiene unas medidas muy variables. Puedes reducirlo al máximo (hasta 20 cm) e ir ampliándolo poco a poco moviendo los velcros que se unen al cinturón, hasta extenderlo por completo (máximo 35 cm). El sistema es bastante intuitivo y fácil de usar.

El objetivo es que el panel siempre cree un asiento en el que la tela llegue de rodilla a rodilla del bebé, cubriendo por completo sus muslos y fomentando así una posición en M.

¿Y qué pasa cuando este panel ya se queda estrecho porque tu hijo/a ha crecido? Por ejemplo, a partir de los 18-20 meses (aunque dependerá de cada bebé), puedes añadirle los extensores que incorpora como accesorio uniéndolos de forma sencilla con unas cremalleras al panel y con velcro al cinturón, y ampliar así la anchura del panel hasta 53 cm! Como está homologada para portear hasta 20 kg, la vida útil de la mochila se alarga bastante con este accesorio.


En el caso de la altura del panel, no hay tanta amplitud como con la anchura, pero igualmente se puede acortar o extender con un sencillo sistema de correas en un rango de 30 a 40 cm. En el caso del porteo de niños más mayores (cuando ya usamos los extensores), sí que es cierto que la altura del panel se queda un poco corta, cubriendo hasta la parte media alta de la espalda (debajo de las axilas). En niños grandes esta posición no es incómoda porque les da un buen soporte a la vez que les permite ir con los brazos por fuera y más libres. Pero si se duermen, no hay forma de darles un soporte adecuado al cuello y parte alta de la espalda.


Tejido suave y con estampados variados.

El tejido de Boba X es 100% algodón y es blandito, suave al tacto y manejable. Puede lavarse a máquina a 30 grados y al ser el tejido bastante manejable, aunque no ofrece un plegado muy compacto, permite enrollarla sobre sí misma para guardarla o transportarla con cierta facilidad (además pesa sólo 817 gramos).


¿Algo que me encanta de la mochila Boba X? Sus estampados! La marca Boba en general (no solo en esta mochila evolutiva) tiene siempre muchos estampados disponibles y va sacando ediciones limitadas, por lo que siempre habrá una mochila para tu gusto. Si es sólo una, lo tienes fácil para elegir, pero como seas como yo que me gustan casi todas, puede ser un verdadero problema!


Una mochila para todas las tallas y de gran comodidad para el adulto y el bebé.

Gracias a su intuitivo sistema de ajuste mediante correas, la mochila Boba X se puede adaptar a diferentes adultos con envergaduras muy variadas. Su amplio cinturón puede regularse desde los 62 cm y hasta un máximo de 149 cm. Y lo mismo ocurre con los tirantes, que pueden ajustarse desde los 45 hasta los 113 cm. Además, la cinta que une los tirantes en la espalda es bastante versátil, pudiendo regularla en altura (en un rango de hasta 29 cm!) como en anchura (de 14 a 38 cm) para conseguir una separación de los tirantes adecuada y un ajuste correcto.


Tanto los acolchados en los tirantes y cinturón, como la opción de poder cruzar los tirantes, la hacen una mochila muy cómoda para el adulto, ya que fomenta un ajuste óptimo para un reparto equilibrado del peso.

Igualmente, la Boba X es súper cómoda para el bebé. Primero porque al ir adaptándose a su crecimiento, se va adaptando también a sus necesidades, dándole el soporte que necesita en cada momento. Segundo porque tanto los extremos del panel como los extensores son acolchaditos, que es donde apoyan los muslos del bebé. 

Y por último, si el bebé se duerme o hace sol puedes cubrirle la cabecita con la capucha.


Pero algo que creo que le falla a esta mochila (al igual que ocurre con la Tula Free to Grow) y que influye en el porteo de los más peques, es que no da la opción de cambiar la unión de los tirantes al cinturón, para reducir los puntos de presión a la espalda del bebé.


Incorpora muchos accesorios.

De las mochilas evolutivas que hay en el mercado, puede que Boba X sea la que más accesorios incorpora, lo que ayuda mucho a una experiencia de porteo más adaptable a diferentes situaciones. Estos accesorios en su mayoría no son nuevos, sino que la marca ha aprovechado lo que ya les funciona súper bien en su otra mochila estrella, la Boba 4GS.

Incluye una capucha extraíble que se une al panel con unos corchetes y que se puede guardar en el bolsillo del panel.

A parte de este bolsillo (que mide 26x7 cm), incorpora otro bolsillo en el centro del cinturón (de 20x10 cm). En ambos puedes guardar algunos objetos pequeños como llaves, móvil, monedero pequeño, etc.

Si optas por llevar un bolso, tote bag o mochila pequeña para llevar tus cosas o las del bebé, la Boba X incorpora unas trabillas en los tirantes donde puedes sujetar el asa y que no se deslice por tu brazo.
Todas las correas ajustables, incorporan unas gomitas en los extremos para poder recoger la cinta sobrante y que no queden colgando, ayudando a que no te enganches con cualquier cosa y pueda suponer un riesgo para ti o para tu bebé.
Y por último y esto sí que es nuevo, aunque ya te lo he contado antes, los extensores para poder ampliar el panel y portear a niños más mayores y alargar así el uso de la mochila.


Mi opinión sobre la mochila evolutiva Boba X.

En resumen, y tras explicarte todas sus características a fondo, la Boba X me parece una mochila súper completa si lo que quieres es invertir en un único portabebé para portear a tu bebé desde el nacimiento y alargar al máximo su uso.

Aunque el precio no es barato (150-160 € dependiendo del modelo), desde luego proporcionalmente al tiempo que la vas a poder usar, desde mi punto de vista es una buena inversión. O una buena opción para pedir de regalo!

Otras mochilas cuestan un poquito menos, pero a los 18 meses (o a veces antes) ya se quedan pequeñas. En cambio Boba X, al incorporar los extensores te permite alargar la vida de la mochila sin necesidad de pasar a una mochila toddler.
Me parecen un pro todos sus accesorios, la sencillez del sistema de adaptación del panel a diferentes medidas y la variedad de sus estampados. Además, al abarcar tanto rango de edad y peso es una mochila que pueden usar entre hermanos si se llevan poco tiempo. 


¿Contras? Se da por hecho que estos tejidos son libres de tintes tóxicos o metales pesados, como en la mayoría de portabebés de las principales marcas, pero yo echo de menos un certificado que lo reconozca (por ejemplo un certificado Oeko Tex®), ya que en mi opinión es algo realmente importante. Además, no me convence que para el porteo de recién nacidos no de la opción de unir los tirantes a la parte baja del panel o al cinturón para reducir los puntos de presión en la espalda del bebé, algo que sí encontramos en otras mochilas evolutivas (por ejemplo la Fidella Fusion Baby).
Más adelante te contaré mi experiencia con el uso de esta mochila con un bebé en los primeros meses, para que sepas qué tal es el ajuste, el nivel de comodidad y cuál es mi opinión al respecto. Pero mientras tanto, cuéntame, ¿has probado ya la Boba X? ¿la has usado con un bebé recién nacido? ¿Y con uno mayor?
Un abrazo y feliz porteo!
Laura

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.